Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca12 usuarios en línea • Martes 26 de Septiembre de 2017
Para acabar con la libertad, mentir es la solución
Jacinto Martinez Anton. 08.09.17 
Entre las palabras que Jesús de Nazaret dirigió a los judíos, destaca una frase que después se ha repetido un millón de veces: ”la verdad os hará libres”. Conocemos esta sentencia por los evangelios de San Juan (Juan 8: 31-38).
Si esta frase ha sido referida tantas veces como he citado antes, es que a un importante número de personas le ha parecido al menos interesante.
Si asumimos que es cierto que la verdad nos hará libres, podríamos asumir también que esa frase podría ser una divisa para nuestra sociedad, en la que la libertad es un valor que nadie discute y todo el mundo defiende.
Asumamos entonces que nuestros políticos, defensores y custodios de los valores de la sociedad, tienen a la verdad como herramienta para preservar la libertad de los ciudadanos.
Se nos castiga si mentimos a la hacienda pública, pero lo intentamos. Se nos permite mentir a un juez como imputados, pero no se nos permite mentir como testigos. Todos podemos evocar innumerables situaciones de la vida cotidiana, en las que de un modo u otro, en mayor o menor cuantía, faltamos a la verdad. ¿Podríamos inferir de esto que nuestra sociedad, en la que la libertad es tan importante, actúa de forma incoherente o errática?.

Las mentiras son una moneda corriente en el día a día para obtener o para ocultar algo que nos puede beneficiar o perjudicar. Es decir, los ciudadanos hemos legitimado de alguna manera la mentira, aún a riesgo de ser menos libres. Así que toleramos, consentimos y en ocasiones aplaudimos que lo hagan también nuestros políticos.

Las mentiras se van engranando entre sí, formando una espesa red en la que nos sentimos por un lado sustentados, y por otro atrapados, perdiendo, o cediendo en consecuencia libertad.

Defendemos como actos de libertad, muchas veces sin fundamento, criticar, denostar, o incluso insultar. No es necesario comprobar la verdad. Eso supone un esfuerzo al que no estamos acostumbrados.

Seguimos consignas elaboradas por otros, en muchas ocasiones sin corroborar su veracidad. Utilizamos, a sabiendas de su falsedad, o sin comprobar al menos si son o no ciertas, determinados adjetivos que representan un pensamiento ideológico, político o religioso, como si fueran armas, para atacar a los que no piensan como nosotros, porque estamos convencidos, o así nos lo hace creer la sociedad, de que están en contra de la Libertad.

En todo este galimatías de verdades, medias verdades, truculencia, pactos, artimañas, parece ser que mentir se ha convertido en la solución para sobrevivir, en una sociedad que renuncia día a día a su libertad.
Esta noticia ha recibido 163 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los andaluces a expresar sus opiniones en este periódico digital.
andalucia.press no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@andalucia.press


andalucia.press
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998